18 ago. 2009

Juegos para iPhone con acento argentino

La compañía SGN tiene en Buenos Aires su mayor centro de desarrollo de software!.

Como oficina de desarrollo de software, es muy inusual: la enorme mayoría de las computadoras que se ven en los cubículos fueron fabricadas por Apple. Y hay otro elemento que llama de inmediato la atención: todos, absolutamente todos, los que están allí tienen un iPhone o un iPod Touch. Algunos tienen más de uno.



Son 45 personas en un edificio de oficinas en Recoleta, y se dedican a desarrollar juegos para el iPhone y para redes sociales. Son, de hecho, la base de la compañía SGN (Social Gaming Network, http://www.sgn.com/ ). La de Buenos Aires es la oficina más grande; hay otra en China, con once personas, y los cuarteles centrales están en Palo Alto, donde hay 25 personas.



Pero es en Buenos Aires donde Shervin Pishevar, que fundó la compañía hace un año y medio, pone la mayor parte de su atención. "La calidad de los desarrolladores de software que hay acá es comparable con la de cualquier parte del mundo -afirma-. Y a mí me interesa trabajar con gente talentosa, no dónde viven."



Pishevar, que nació en Irán, pero emigró a Estados Unidos con su familia a principios de los años 80, creó SGN en marzo de 2008. Antes había trabajado en otros proyectos, como Freewebs, un sitio de hosting gratis hoy conocido como Webs.com, y el sistema operativo basado en el browser WebOS, hoy parte de HyperOffice, una plataforma de soluciones corporativas para hacer colaboración en línea.



Interesado en el mundo de los juegos para redes sociales, fundó la compañía y recibió una inversión de 15 millones de dólares; con parte de ese dinero compró la empresa Esqut, en Estados Unidos, que desarrollaba juegos y había contratado, a su vez, a tres programadores argentinos: Nicolás Finkielstain, Gabriel Stock y Pablo Truchi.



"Me encontré con estos chicos y me di cuenta de que tenían mucho talento y compartían la visión que yo tengo para desarrollar juegos, así que seguimos trabajando juntos." Apostó por la oficina local, la hizo crecer y ahora sigue sumando: contrató a Eric Huynh, de Vivendi, como nuevo Chief Technology Officer y lo trajo a vivir al país, lo mismo que a Eric Lindstrom, del estudio Crystal Dynamics, nuevo Chief Creative Officer.



No son los únicos en crear juegos para iPhone en el país; las locales Odasoft, con su Truco ( http://www.odasoft.net/ , tienen más juegos), y Quadion, con NineGaps ( http://www.ninegapsapp.com/ ) también están incursionando en esta plataforma, lo mismo que la francesa Gameloft, que tiene un estudio en el país.



SGN tiene una presencia importante en Facebook, con 26 juegos, pero es todavía más popular en el mundo iPhone: según la compañía, uno de cada tres dispositivos fabricados por Apple tiene instalado un juego creado por SGN, como iGolf o iBowl , que aprovecha el acelerómetro del móvil para simular el movimiento del palo de golf o el lanzamiento de la bola. El desarrollo del motor del juego fue hecho en Buenos Aires.



Recientemente presentaron su primer juego pago, F.A.S.T. , un simulador de vuelo con paisajes y modelos de aviones totalmente en 3D. El título, además, ofrece la posibilidad de jugar con otros usuarios vía Wi-Fi, estén en Internet o en la misma habitación. En 40 días en el mercado vendió 300.000 licencias.



"El desarrollo técnico para hacer las comunicaciones entre los usuarios era un lío, pero fue el equipo argentino el que lo resolvió", explica.



Para el fundador de SGN, no basta con esto: "Mi sueño, y con esto lo estamos logrando, es hacer juegos con calidad de consola en un equipo como el iPhone -relata-. Y mi idea es que sea algo multiplataforma, eliminar las barreras que hay entre las distintas plataformas. Que un chico esté jugando en el ómnibus que lo trae del colegio y que cuando llegue a la casa sincronice el estado de su juego con su PC, y siga usándolo ahí, aprovechando el monitor grande y tomando el iPhone como un gamepad".



La compañía ya está poniendo en práctica esta visión con algunos juegos, como (fluff)friends , que se puede jugar en Facebook y en el móvil. La aplicación es gratis, y ofrece una mascota virtual para cuidar y alimentar, al estilo de los Tamagotchi. Tiene medio millón de usuarios y decenas de miles adhieren al servicio pago, lo que les permite acceder a accesorios para sus mascotas virtuales, juguetes de peluche y demás; según dijo Pishevar al sitio Venture Beat en mayo último, los usuarios gastan, en promedio, 500 dólares por mes.



"Para mí, las plataformas más interesantes en este momento para juegos son las redes sociales, la del iPhone y Android, que tiene mucho potencial. Ahí es donde nos estamos enfocando -dice Pishevar-. Honestamente, no creo que valga la pena invertir en otras plataformas, como la PSP de Sony o Nintendo. Creo que de acá a cinco años los chicos ya no van a comprar consolas, los móviles y las computadoras van a ser suficientemente potentes.


No hay comentarios: