19 feb. 2009

El código abierto se impone en los móviles


Una de las noticias más importantes durante el World Mobile Congress es que en 2009 habrá nuevos aparatos con los sistemas operativos de fuente abierta: Android, LiMo y Symbian. Una mala noticia para Microsoft. Los equipos que se vienen
Lo que ha sido extraordinario durante el congreso es que no son los diseños de los teléfonos los que atraen la atención de los asistentes, sino lo que está bajo la carcasa y es invisible al usuario: el programa informático básico de interacción entre el usuario y el aparato. Parecen bosquejarse las líneas en la batalla por la dominación entre los tres sistemas principales.

Vodafone anunció esta semana que está lanzando el HTC Magic, un nuevo teléfono de pantalla sensible al tacto que se basa en el sistema operativo Android de Google. El aparato estará disponible en Gran Bretaña, España, Alemania e Italia en el segundo trimestre.

"Este es un dispositivo nuevo impulsado por Android para nuestros clientes que quieren tener acceso rápido y veloz a la internet", afirmó la portavoz de Vodafone Aileen Thompson.

Se esperan aún más anuncios de Android este año: tanto Sony Ericsson como Samsung reiteraron en Barcelona su intención de lanzar teléfonos con el sistema operativo Android. El fabricante chino Huawei Technologies prometió esta semana crear un teléfono con Android este año, pero no dijo todavía con qué operadores telefónicos.

Entretanto, la Fundación LiMo -un consorcio de más de 50 compañías, incluyendo los operadores Vodafone y Telefónica, el creador de programas Azingo y el integrador de sistemas Wind River, comprometido al desarrollo de programas informáticos de fuente abierta basados en Linu- se está preparando para lanzar teléfonos nuevos a través de seis de sus operadores a finales de 2009.

Los nuevos teléfonos de LiMo contendrán el llamado "middleware" de segunda generación: una versión más completa que integrará más contribuciones de los miembros que aquéllas lanzadas inicialmente el año pasado.

Lo que diferencia a los teléfonos de LiMo de otros sistemas operativos de fuente abierta es que los fabricantes de celulares y los operadores pueden personalizar su propia interfaz de usuario y menús, de manera que no habrá una experiencia homologada del sistema LiMo.

LiMo asegura que su sistema tiene un potencial grande de mercado debido a la fuerza de su red de operadores.

"Actualmente tenemos operadores por especificar y desplegar teléfonos LiMo en grandes números durante la segunda mitad del año, operadores que en conjunto tienen mil millones de suscriptores", afirmó Andrew Shikiar, director de mercadotecnia global de LiMo. En total, LiMo tiene 11 operadores que la fundación cree que lo harán un competidor fuerte y de largo plazo.

"Hay una tendencia fuerte y innegable hacia la fuente abierta. Creo que hay un debate saludable entre LiMo, Android y Symbian sobre cómo hacer la fuente abierta. Pensamos que el método de LiMo es el mejor preparado hacia una planificación de largo plazo" dijo Shikiar, porque permite a los fabricantes de teléfonos y operadores rivales competir para modificar la interfaz del usuario y crear su propio sabor.

Symbian, alguna vez el programa informático de propiedad exclusiva de Nokia, se unió a la competición en junio cuando formó su propia fundación, ahora con 78 miembros, y abrió el sistema operativo a otros usuarios. Sony Ericsson fue el primer miembro de la asociación en anunciar un teléfono con la etiqueta Symbian S60 -con el nombre de desarrollo "idou"- que saldrá al mercado este año.

Debido al predominio de Nokia en el mercado de los celulares, Symbian puede adjudicarse la distribución más grande: 250 millones de dispositivos en uso globalmente y una participación en el mercado de los teléfonos inteligentes del 50 por ciento.

"Definitivamente, Android, Symbian y Windows Mobile serán los sistemas operativos más importantes por lo que se refiere a teléfonos inteligentes. El desafío ahora es para Microsoft: Nadie quiere pagar por un sistema operativo cuando tienen Symbian y Android gratuitamente. ¿Cuál es el punto?", dijo el analista de IDC Francisco Jeronimo, quien cree que LiMo será un competidor de nicho.

El año pasado se vendieron unos 20 millones de celulares con el sistema operativo de Microsoft, arriba de los 17 millones de teléfonos inteligentes de Nokia solo en Europa occidental, junto con 59 millones de aparatos convencionales. Microsoft no ha dicho cuánto cobra por cada sistema operativo instalado, pero los analistas creen que recibe entre 5 y 7 dólares.

No hay comentarios: