9 ene. 2009

El regreso de Polaroid


Tal como habían anunciado el año pasado, la tradicional firma presentó su modelo PoGo, una cámara digital que produce fotos impresas de forma inmediata.
La nueva cámara PoGo, que costará u$s200, contiene una impresora de color en su interior y produce fotos de cinco por seis centímetros (dos por tres pulgadas), calentando de forma seleccionada diversas zonas de la imagen en un papel especial.

El proceso es totalmente distinto a la antigua impresión química de la Polaroid, pero el resultado tiene el mismo encanto: imágenes granuladas con colores dispersos que tienden a dar a las caras un toque de azul verdoso.

La cámara sucede a la impresora que Polaroid lanzó al mercado el verano pasado, diseñada para conectarse a teléfonos con cámara y a cámaras digitales.

Se planea que la PoGo, anunciada en la Feria Internacional de Productos Electrónicos para el Consumidor, estará en venta a finales de marzo o principios de abril.

La Polaroid del siglo XXI
Ha transcurrido más de una década de fabricación desde que la tecnología de impresión ZINK Zero Ink se gestara en el seno de Polaroid, antes de convertirse en una empresa independiente.

Mientras la innovación del homónimo de la empresa alcanza la era digital, es justo que Polaroid sea pionera en esta tecnología de impresión sin tinta con su nueva impresora portátil instantánea.

Con un tamaño aproximado al de un mazo de cartas, la impresora portátil instantánea proporciona una solución en la vida real para compartir las imágenes digitales almacenadas en los teléfonos móviles y las cámaras digitales.

La impresora instantánea digital se sirve de una conexión por Bluetooth o USB para recibir las imágenes y crea fotos digitales a todo color sin cartuchos o cintas de tinta.

El año pasado se había anunciado que el precio de venta al público del papel sería de €3,99 por cada 10. Y también habría disponible un paquete de 30 por €8,99.

No hay comentarios: