11 ene. 2009

Cómo diseminan virus las redes sociales

El virus Loveletter provocó el colapso de varios servidores de correo electrónico y una de sus estrategias para su diseminación era el uso de ingeniería social

Ser víctima de un virus informático es una posibilidad latente. Ya no es condición imprescindible contar con una computadora de escritorio o una notebook. El auge de diversos dispositivos móviles como celulares o reproductores de MP3 y el bajo costo de las unidades de almacenamiento portátiles son tan sólo parte de las distintas opciones con las que cuentan los creadores de códigos maliciosos.

En su momento era necesario ser precavido con los disquetes, protegiendo los datos en modo de lectura para que ningún virus se propagara entre las computadoras que compartían información. Con el avance de las redes locales empezaron a surgir con mayor frecuencia otras formas de diseminación.

En la gran mayoría de los casos, las tácticas vienen acompañadas de diversas técnicas de engaño . Nombres de celebridades, historias de amor y la noticia de haber ganado una lotería son algunos de los argumentos utilizados por la ingeniería social.

La adopción de Internet como medio de comunicación la convirtió en la vía de propagación de virus informáticos por excelencia. El ataque del virus gusano Love Letter a través del servicio de correo electrónico es tan sólo una de las variantes utilizadas.

Las redes sociales no se encuentran al margen de esta tendecia. La compañía de seguridad informática Trend Micro detalló un ataque en el sitio Linkedin, basado en falsos perfiles de celebridades como la cantante Beyonce Knowles o las actrices Kirsten Dunst o Kate Hudson, entre otras.

Dichos perfiles contenían links maliciosos que, al ser seleccionados, servían para instalar e infectar equipos con malware. "Las redes sociales se convirtieron en un boom en Internet y obviamente van a ser el blanco de mucho ataques y nuevos métodos de proliferación de amenazas", dijo Marcelo Cittadini, lider del área de Servicios de Trend Micro.

No hay comentarios: