22 ene. 2009

Anticipan una guerra de precios en los celulares


Nokia, el mayor fabricante mundial de teléfonos móviles, y sus principales rivales comenzaron a recortar los precios de los aparatos debido a la caída de la demanda tras las débiles ventas de fin de año.

La demanda de los consumidores de artículos electrónicos se derrumbó en la clave temporada de Fin de Año, por lo que Motorola y Sony Ericsson reportaron pobres cifras de ventas.

Para el 2009, analistas redujeron sus estimaciones de mercado a un pronóstico promedio de una caída del 7,9% en los volúmenes.

"Nuestros investigadores han visto significativos recortes de precios en Europa por parte de los principales vendedores de aparatos al inicio del 2009", dijo Tom Byrd, que lidera el grupo de investigaciones de aparatos de CCS Insight.

"Esto refleja el ambiente de precios altamente competitivo que predijimos para este año", añadió.

Nokia dijo a inicios de diciembre que espera ver recortes de inventarios durante la primera mitad del 2009.

Por su parte Jari Honko, analista de eQ Bank dijo que "tras las débiles ventas de Navidad, los niveles de inventarios son altos. Temo que podríamos ver una guerra de precios si los inventarios tienen que ser reducidos".

"Hay dos maneras para limpiar un inventario: dar de baja los productos o sacarlos al mercado", añadió.

Para algunas empresas, dar de baja los productos no es una opción dados los ajustados balances de la empresa. En noviembre, Nokia dijo que la limitada financiación había empezado a afectar a los distribuidores.

La semana pasada, Nokia bajó los precios de muchos modelos, los más demandados de hasta un 10%, según datos de minoristas finlandeses, en los últimos teléfonos de gama media-alta.

No hay comentarios: