18 dic. 2008

Un mundo virtual para musulmanes devotos


Muxlim Pal fue creada por dos emprendedores radicados en Finlandia para responder a las necesidades de dicha comunidad!

I. CEMBRERO En el ciberespacio algunos musulmanes piadosos se sentían huérfanos. Mohamed el Falatry, un emiratí de 23 años afincado en Finlandia, ha decidido colmar ese hueco. "Ningún mundo virtual ofrecía un entorno familiar cómodo para nuestra comunidad, y consideramos que había que responder a esa necesidad (...)", afirma El Falatry. De ahí que haya creado Muxlim Pal , que está aún en periodo de pruebas. Esta plataforma virtual es una mezcla de Second Life y de Los Sims en el que los personajes virtuales que crean los internautas inscritos dan la espalda a la violencia, al sexo, a las drogas, al alcohol, a los tacos y a la blasfemia.

Si algún participante incumple el código de conducta de Muxlim Pal deberá ser denunciado a los administradores, que borrarán sus palabras y le expulsarán de inmediato. Por el contrario, está previsto que, si lo desean, las mujeres usuarias se pongan el hiyab (pañuelo islámico). A los hombres se les invita a acudir a las mezquitas virtuales y a practicar el zakat, la versión musulmana de la limosna. La caridad se puede hacer con dinero virtual -que se adquiere mediante una tarjeta de crédito- y que también sirve para hacer regalos o comprar, por ejemplo, adornos con los que decorar una casa del ciberespacio.

Los creadores de Muxlim Pal afirman que su producto está ante todo dirigido a los musulmanes afincados en Occidente que "desde la distancia, desean seguir compartiendo un modo de vida y una cultura común que promueve otros valores". Sus usuarios son en un 98% musulmanes y el perfil más común es el de una chica veintiañera que quiere relacionarse sin ser acosada.

Antes de poner en marcha Muxlim Pal, El Falatry y sus socios lanzaron Muxlim.com , un foro de encuentros al que se han apuntado 1,5 millones de usuarios. Constituye la mayor comunidad musulmana virtual.



El comercial de Muxlim TV, presentado durante un evento en Helsinski

No hay comentarios: