23 dic. 2008

Un cambio radical en la manera de perseguir la piratería


Las discográficas norteamericanas anunciaron que renunciarán a perseguir a los autores de las descargas ilegales en la web. Desde ahora, serían los proveedores de acceso a internet los que deberían tomar medidas
Así lo anunció la RIAA, la asociación que agrupa a las principales discográficas de los EEUU, y agregó que se encuentra trabajando con el secretario de Justicia del Estado de Nueva York, Andrew Cuomo, y las principales proveedoras de acceso a internet.

Varios de los miembros aceptaron el cambio de estrategia, pero convinieron en que desde ahora serán los proveedores de internet las que deben advertir a los usuarios que están cometiendo una infracción al descargar música desde la web.

Según este plan, luego de las advertencias se irían aplicando sanciones más severas. Se estima incluso que podría llegarse a cerrar la cuenta de los usuarios que reiteren su conducta.

Este cambio de estrategia no supone el abandono de las actuales causas contra usuarios, e incluso la RIAA precisó que se reserva el derecho de comenzar una nueva en los casos en que las advertencias de los proveedores de internet sean desoídas.

La asociación de defensa de los internautas Electronic Frontier Foundation (EEF) estima que 5.000 millones de canciones son intercambiadas cada mes ilegalmente en el mundo, 40 veces más que las canciones compradas legalmente.

No hay comentarios: