9 nov. 2008

Obama, el primer presidente hi-tech

El demócrata, que ganó las elecciones estadounidenses el último martes, es pionero en el uso intensivo de la Web en la campaña; qué se puede esperar a futuro.
Barack Obama debería llevar con él a la Casa Blanca su pasión por las tecnologías de la información, que supo utilizar durante toda la campaña electoral, y que lo convertirá en el primer "presidente de ´alta tecnología´" al frente de Estados Unidos.

0bama, de 47 años, hizo un uso de las nuevas tecnologías sin precedentes en la vida política estadounidense. "Obama ama la tecnología y si la usa tan bien, es porque la domina", indicó Rob Enderle, del Enderle Group en Silicon Valley. "Es lo que lo convierte en un presidente ´de alta tecnología´", añadió.

Un estudio difundido por el Center for Responsive Politics muestra que las empresas punta de Silicon Valley, al este de San Francisco, donaron cinco veces más dinero al demócrata durante la campaña que a su rival republicano John McCain.

Y aproximadamente 91% de los trabajadores de este templo californiano de la informática votaron por Obama.

"Silicon Valley invirtió fuertemente en Obama: millones de dólares", explicó Enderle.

Durante la campaña presidencial Obama prometió, en una discusión organizada por el buscador Google en un campus californiano, defender la neutralidad de la red y proveer el acceso de banda ancha a internet a todo el país.

"Tenemos que garantizar un intercambio libre y gratuito de la información, y esto comienza con un internet abierto", dijo Obama durante una conversación (chat) pública con el presidente de Google, Eric Schmidt.

Como otros directores de Silicon Valley, el presidente del grupo ofreció sus consejos durante la campaña a Obama, que prometió entre otros la creación de un puesto de "director informático" en su gobierno.

El futuro "director informático" podría ser Lawrence Lessig, fundador del Center for Internet and Society, Shane Robison de Hewlett Packard o Schmidt. "Podría ser hasta Al Gore", estimó Enderle, pero "creo que Shane Robison sería el más calificado".

Obama se comprometió a entablar un debate político sobre las tarifas de los operadores, ya que para el presidente electo entregar la red "a los que pujan más alto" desanimaría la innovación y firmaría la sentencia de muerte de las jóvenes empresas.

En su discusión con los "Googlers" (usuarios de Google), Obama indicó que sus prioridades en la Casa Blanca serán el desarrollo de energías limpias al servicio de sus conciudadanos, para instaurar por ejemplo expedientes médicos informatizados en el marco de la cobertura médica universal que preconiza.

El entonces candidato demócrata a la Casa Blanca, abogó por suavizar las leyes de inmigración para permitir a las empresas de internet importar ingenieros cuando no los encuentran en el país, pero también prometió mejorar la educación para que profesionales altamente cualificados "crezcan aquí mismo en Estados Unidos".

La elección de "Obama es una buena noticia para las firmas de tecnología", resumió Enderle.

No hay comentarios: