14 nov. 2008

Los navegadores viven su momento de mayor pelea


Firefox empezó a comerse el casi monopolio de Microsoft hace cinco años. Después apareció una versión del Safari de Apple para Windows y, en septiembre, Google presentó su navegador Chrome. El noruego Opera ya estaba en la carrera.

"Nadie elige tener a Apple, Microsoft y Google como tu competencia", admitió Mitchell Baker, quien dirige la fundación sin fines de lucro Mozilla, cuya división Mozilla Corp desarrolla Firefox.

Baker explicó que el punto fuerte de Firefox es que es un producto de código abierto, que puede aprovechar las ideas de miles de programadores de todo el mundo y reunirlas en un producto de consumo.

"Nuestro liderazgo viene de nuestra capacidad única para tomar las ideas producidas por otros, comprender cuáles son los puntos realmente importantes y aplicar eso a una audiencia general de consumo", explicó Baker.

Las apuestas que están en juego en esta batalla son enormes porque en la actualidad el navegador de internet es posiblemente la aplicación más importante del mundo, ya que sirve de puerta de entrada para acceder a los correos electrónicos, noticias, redes sociales, anuncios, comercio electrónico, juegos, películas, bancos y, en gran parte, juego y pornografía.

En el 2004, Firefox comenzó su andadura en un mercado monolítico dominado por el Internet Explorer de Microsoft.

Sin competencia
"No había competencia y Microsoft no tenía incentivos para invertir. El IE (Internet Explorer) prácticamente languidecía", comentó David Smith, analista de Gartner. Mozilla lo vio como una oportunidad para un grupo de código abierto y sin ánimo de lucro.

Hoy en día, Firefox supone el 20% del mercado de navegadores, Microsoft poco más del 70% y Apple Safari el 6,5%, según marketshare.hitslink.com. Chrome y Opera abarcan cada uno menos del 1%, aunque algunos expertos describen el navegador móvil de Opera como el mejor.

"Hay un techo de cristal" para los rivales de Apple y Windows, porque muchos usuarios no se molestan en cambiar el navegador que viene con su ordenador, afirmó Al Hilwa, analista de IDC. Sin embargo, Baker difirió.

Google ha invertido en desarrollar un navegador que estreche la brecha ente el escritorio y el llamado "cloud computing", destacó PC World. La empresa se especializa en este modelo de computación, ofreciendo aplicaciones que funcionan en servidores centrales.

Baker señaló que Mozilla es distinta, porque no intenta relacionar su navegador con otros productos.

No hay comentarios: