23 ago. 2008

Internet Explorer 8 (navegación)


La navegación privada (posibilidad de navegar sin guardar historial, contraseñas ni ningún dato personal) es una de las características más complicadas de incorporar en un web browser. De hecho en Mozilla en un principio anunciaron que Firefox 3 dispondría de este modo de privacidad extrema, para luego retractarse señalando que debido a los problemas que estaban teniendo al tratar de integrar esta feature, la descaratarían en la versión 3.0.

Pero ahora es Microsoft la que intenta dotar a Internet Explorer de este modo privado. O al menos eso es lo que demuestran dos aplicaciones que acaban de patentar, una para permitirnos borrar todos (absolutamente todos) los datos personales del navegador de una vez (cleartracks), y otra para dejar de guardar datos sobre el uso que el usuario le da al explorador de Internet durante un plazo determinado (private browsing).

La idea es que a partir del momento en que se active el modo privado en IE8 se deje de almacenar historial, caché de navegación, contraseñas, búsquedas, y toda huella de que hemos visitado tal o cual sitio. Es decir, que sea como si nunca hubieramos estado ahí (no es lo mismo que borrar el historial en cada sesión). Ideal para realizar transacciones económicas en computadores compartidos, buscar un nuevo trabajo desde el computador de nuestro actual trabajo, planificar regalos sorpresa a nuestros familiares, y cosas similares.

Además, es probable que se agregue una opción en el Control Parental de Windows Vista que le permita desctivar la navegación privada a determinados usuarios, y que de esa manera los hijos no oculten a sus padres las webs por las que navegan (no vaya a ser que planifiquen un regalo sorpresa sin su consentimiento).

De lograrse este objetivo, Internet Explorer 8 se incorporaría al selecto grupo de navegadores con navegación privada, de momento solo conformado por Safari de Apple (ni siquiera Opera incluye esta característica). Aunque cabe señalar que de momento esto no es más que un rumor, fundamentado en las dos aplicaciones que Microsoft ha patentado. Pero de ser cierto, deberíamos ver este private mode en acción a partir de la Beta 2 de Internet Explorer 8 (que podría salir la primera semana de septiembre).

Con esta killer-feature sería posible que Microsoft ponga de su parte a todos los aficionados a planificar regalos sorpresa en esta segunda guerra de los navegadores web.

No hay comentarios: